Problemas digestivos en perros y gatos

header-forma-parte-vetsum

Al igual que nosotros, nuestros peludos pueden tener problemas de estómago que les hacen sentirse mal. Cualquier anomalía que reduzca la digestión o la absorción de los alimentos, o que altere su paso por el tracto digestivo, puede denominarse trastorno digestivo.

Causas de los problemas digestivos

Hay muchas cosas que pueden desencadenar un trastorno digestivo en tu mejor amigo, pero las causas más frecuentes son:

  • Infecciones víricas y bacterianas
  • Parásitos
  • Enfermedades metabólicas o endocrinas
  • Comer algo no destinado al consumo animal
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y esteroides
  • Sustancias tóxicas (por ejemplo, fertilizantes, productos de limpieza)
  • Alergias alimentarias
  • Inflamación crónica del intestino
  • Cuerpos extraños
  • Estrés
  • Otros problemas médicos subyacentes

Cómo detectar los signos

Si tu perro o gato ha estado expuesto a alguno de los factores mencionados anteriormente, es probable que muestre signos de malestar digestivo. Los signos más comunes son:

  • Vómitos: los vómitos ocasionales son normales, pero es necesario que consultes con tu veterinario si se producen más de una vez al día o durante varios días seguidos.
  • Diarrea o heces blandas: cuando sufren de heces sueltas o líquidas con más frecuencia de lo normal, es un signo de malestar digestivo.
  • Pérdida de peso: aunque la pérdida de peso controlada puede ser beneficiosa para las mascotas con sobrepeso, una caída repentina o inexplicable de peso podría indicar un problema médico.
  • Flatulencias: a veces graciosas, a veces malolientes, si tu mascota tiene exceso de gases, podría ser un signo de un problema digestivo.
  • Estreñimiento: si tu mejor amigo se encuentra en esta incómoda situación, la falta de fibra en su dieta podría ser la culpable, o un problema digestivo mayor. Habla con tu veterinario para determinar la causa.
  • Inactividad repentina o depresión: observa si tu peludo está aletargado. Los problemas digestivos pueden dejarle sin energía.
  • Mucosidad o sangre en las heces: hay muchas causas posibles para este síntoma. Si tu perro o gato tiene mucosidad o sangre en las heces, debes acudir al veterinario.
  • Anorexia: comúnmente conocida como falta o disminución del apetito, es un síntoma común de problemas médicos en las mascotas, incluyendo los trastornos digestivos.

Cómo puede ayudar una buena nutrición

Hay muchos alimentos para el cuidado digestivo que ayudan a mantener el estómago de tu mascota sano, desde la nutrición preventiva para mantener a las mascotas sanas en plena forma, hasta los alimentos diseñados para ayudar a tratar ciertas patologías.

Al igual que las personas, los gatos y los perros necesitan un microbioma intestinal equilibrado. Pero, ¿qué es el microbioma? Es el ecosistema que se encuentra en el tracto digestivo de la mascota y que alberga miles de millones de microorganismos diferentes, incluyendo tanto bacterias deseables como indeseables específicas de cada mascota. Utilizando una nutrición para equilibrar el microbioma de tu amigo de cuatro patas, puedes ayudar a encaminar un problema digestivo hacia un estado más saludable.

La tecnología Hill’s ActivBiome+ nutre rápidamente el microbioma intestinal específico de tu perro o gato para una salud digestiva y bienestar óptimos. Creada con la innovadora ciencia del microbioma, la tecnología ActivBiome+, es una revolución en el cuidado digestivo de los líderes mundiales en nutrición para mascotas clínicamente probada.